Banco Santander, ¿nueva subida de comisiones a la vista?

por | 10 Jun 2021

La banca española se ha aferrado a las comisiones para apuntalar sus beneficios. Los primeros incrementos, o endurecimiento de las condiciones de uso de las cuentas, empezaron el año pasado, pero las entidades están aprovechando el 2021 para volver a subirlas. Así, BBVA ya ha anunciado que las subirá el próximo 15 de junio. Por su parte, ING que hasta ahora había presumido de una política de cero comisiones cobra en la actualidad hasta 120 euros. Ahora, el siguiente podría ser Banco Santander.

Una de las razones para un hipotético incremento de las tasas en la firma que preside Ana Botín es la mala evolución de la partida. De hecho, entre los grandes bancos del país, los que cotizan en el Ibex, únicamente el Santander y el Sabadell registraron una caída de los ingresos por comisiones en el primer trimestre del año.

Aunque en el caso del banco cántabro la situación es mucho más preocupante. En primer lugar, porque el porcentaje de hundimiento fue mucho mayor, un 8,7% frente apenas un 3,6%. Por su parte, por ejemplo, BBVA los incrementó en más de un 8%. En segundo lugar, porque la entidad catalana ya está trabajando en paliar ese agujero.

Así, el banco que preside Josep Oliu presentó este pasado viernes 28 de mayo un nuevo plan Estratégico en el que explica que uno de sus objetivos hasta 2023 es incrementar los ingresos obtenidos de los clientes no vinculados. Una forma suave de decir que la entidad buscará endurecer su política de comisiones, aunque no se ha desvelado todavía las fechas. Por su parte, Banco Santander ha preferido por el momento desligarse de posibles rumores.

 

LOS INTENTOS DE BANCO SANTANDER POR INCREMENTAR LAS COMISIONES

Pero se hace inevitable dados los pobres resultados. De hecho, la brusca caída de su partida de comisiones, que debe suponer un sostén importante para los ingresos del grupo, no se ha producido porque el banco haya decidido rebajar la presión a sus clientes. Más bien lo contrario. Así, Banco Santander endureció los requisitos de vinculación a sus clientes el pasado mes de noviembre, al unificar en la cuenta Santander One las antiguas 1,2,3, Día a Día, Particulares, 81 y Estándar, entre otras.

Con ello, la firma cántabra simplificó su oferta de productos y únicamente dejó ‘vivas’ la cuenta Smart para jóvenes, la cuenta Mini para niños y la cuenta Básica. Y, a su vez, cargó las nuevas comisiones sobre los clientes de la cuenta One. Una nuevas tasas que, para aquellos que sólo tienen un producto de ahorro o la nómina, les ha supuesto tener que pagar 10 euros al mes, y quienes no tengan ni ingresos ni productos contratados hasta 20 euros.

Pese a esos cambios, el primer trimestre del 2021 ha sido aciago en cuanto a comisiones. Aunque lo peor es que no es la primera vez que le ocurre. A lo largo del 2020 también le pasó algo parecido. A comienzos del año pasado Banco Santander ejecutó una revolución con el objetivo de, bien incrementar el número de clientes vinculados o bien de aumentar los cobros.

La nueva política consistió en eliminar la Cuenta 1,2,3, que llegó a dar rentabilidades de hasta el 3%. Además, aumentó el coste de mantener abiertas la Cuenta Clásica y la Día a Día. En el caso de la primera, el incremento fue de cinco euros por trimestre (hasta un total de 116 euros al año); y para la segunda, hasta nueve euros al mes (108 euros anuales).

 

CAÍDA EN LOS INGRESOS POR GESTIÓN DE PATRIMONIO

Además, también incrementó la Cuenta Zero 1,2,3 de 8 a 12 euros para los que no cumplan con los requisitos impuestos. En definitiva, el banco acometió un endurecimiento generalizado de las condiciones, con cuantías en algunos casos importantes. Incluso apoyada en las nuevas condiciones impuestas en noviembre, anteriormente señaladas, pero no logró el objetivo previsto: aumentar los ingresos por comisiones. De hecho, la partida en 2020 ascendió a 2.314 millones de euros, un 6,7% inferior a la de 2019.

En ultima instancia, hay otro elemento muy negativo para las aspiraciones de la entidad que preside Botín, Y, es que, si bien la mala evolución de las comisiones podría tener la excusa de la pandemia, aunque como se ha visto en otras entidades sí ha crecido, el Santander ha registrado caídas importantes en la nueva partida estrella de los bancos españoles: ‘Gestión de Patrimonio’.

Lo anterior es el dinero que cobra cada banco a sus clientes por gestionar sus ahorros, ya sea de forma personalizada (gestión de patrimonio) o de forma comercial (venta de fondos). En el caso de Banco Santander, el hundimiento de dichos cobros en el primer trimestre fue de hasta un 8,2% respecto al mismo periodo del año pasado. Además, se quedo por detrás también de los obtenidos en el cuarto trimestre de 2020.

En definitiva, Banco Santander todavía no ha dado con la tecla para generar unos ingresos por comisiones recurrentes y estables. Las malos datos de los últimos trimestres, pese a los intentos de la directiva, sugieren que la entidad intentará acometer una nueva revolución. Todavía no se conocen detalles, ni tampoco las fechas, pero seguro que no será para bajarlas.

Apóyanos y comparte este artículo:
  

0 comentarios

Enviar un comentario

El plan desesperado de H&M para no tener que echar el cierre

El plan desesperado de H&M para no tener que echar el cierre

H&M no está pasando por su mejor momento. Aunque este año ha elevado su facturación un 6,37% sobre la de el año anterior, hasta los 424 millones de euros en España, aún se encuentra lejos de los más de 660 millones a los que ascendían sus ventas antes del covid....

Avalancha de denuncias contra los probadores unisex de Primark

Avalancha de denuncias contra los probadores unisex de Primark

Los problemas no paran de aparecer en el universo de Primark. Sus principales competidores le acorralan cada vez más dentro de su punto de venta estrella; además, las malas decisiones tomadas en el pasado le están pasando factura ahora. Por otro lado, la división que...

Los nuevos espacios de trabajo que son tendencia

Los nuevos espacios de trabajo que son tendencia

El trabajo ya no es un lugar al que la gente va, sino que es algo que la gente hace, y cada vez más desde cualquier lugar. Las empresas deben reimaginar sus oficinas como lugares con un propósito al que los empleados acuden por una razón y no por costumbre, ya sea una...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this