BlaBlaCar dispara el coste de sus comisiones tras duplicar tarifas

por | 26 Jul 2022

BlaBlaCar ha cambiado radicalmente en los últimos años. En especial, en términos económicos, lo que ha desatado un descontento generalizado. Así, la compañía especializada en intermediar entre conductores y pasajeros de viajes en coche ha más que duplicado sus comisiones. De hecho, los llamados gastos de gestión han pasado de representar un 10% a un 25% en apenas unos años. Pero no se queda ahí. En 2022, los usuarios están teniendo que hacer frente a un coste extra que está disparando sus gastos, mientras hace de oro a la firma y a Hacienda.

El verano del 2022 está siendo el más caro de la historia. El precio de las reservas en los hoteles o apartamentos turísticos está disparado. También el hecho de hacer vida. Los alimentos en los supermercados, no importa la marca o la cadena, registran subidas que pueden superar el 10% respecto a la vacaciones pasadas. Y para aquellos que prefieren salir a comer o cenar fuera el coste no es mucho más bajo. Además, se enfrentan a continuas limitaciones en muchos locales por personal o por espacio.

Pese a todo ello, que no es poco, todavía queda el coste más representativo: el de llegar al destino. Un gasto que prácticamente se ha duplicado respecto a hace un año en todas sus variantes, principalmente por el precio de los carburantes. Así, si bien hace un año el coste de la gasolina era de 1,40 euros, en la actualidad supera los 2 euros. Incluso, aplicando el descuento de 20 céntimos impuesto por el Gobierno. La diferencia supone un coste importante de por sí, pero conviene recordar que ya en 2021 alcanzó niveles no vistos en siete años.

 

COGER UN BLABLACAR ESTE VERANO: UN 40% MÁS CARO

Entonces, ese coste se ha trasladado principalmente hasta los consumidores. En el caso de llenar el depósito del coche, ese efecto del coste más alto se percibe directamente. Pero se extiende al resto. Así, el precio de los vuelos de avión se ha encarecido notablemente desde el mes de febrero, cuando comenzó la invasión rusa sobre Ucrania. También el de viajar en autobús, o todavía más -porque hace un año estaban muy deprimidos- los cruceros. Aunque ninguno de ellos ha disparado tanto el coste de sus servicios como la reconocida aplicación de BlaBlaCar.

Y es que los usuarios de la firma no solo sufren por el aumento del precio del combustible, sino que también ven cómo el dinero que se queda BlaBlaCar crece con ello. Una circunstancia desagradable en el peor momento posible. La razón es que las comisiones que cobra la compañía no son una tasa fija, sino un coste proporcional al del servicio. En concreto, la firma se queda un 25% prácticamente de cada pago. Así, a medida que el precio de la gasolina se dispara, como está ocurriendo, no solo aumenta el gasto por viaje del usuario, sino también lo que debe abonar a la firma.

 

BlaBlaCar

Los fundadores de BlaBlaCar

 

 

Por último, ese precio final es todavía más caro porque el coste de los impuestos es proporcional a los gastos de gestión. Al final, el servicio de BlaBlaCar -en el que se incluye el desplazamiento, las comisiones y los impuestos- se ha encarecido más del 40% en un año. Aunque si se compara con años anteriores, como el 2019 o el 2018, ese aumento es todavía más elevado. Ese notable incremento viene tanto por el precio más elevado del carburante como por el efecto que tiene sobre el resto de partidas.

 

LA TRIPLE IMPOSICIÓN EN IMPUESTOS

Tomemos un caso típico como el de un viaje de 300 kilómetros en el que se gastan unos 18 litros de gasolina. Probablemente, el consumo real cada 100 kilómetros sea superior a los 6 litros, pero nos sirve de referencia. Así, en 2021 el precio total del desplazamiento a pagar entre los usuarios ascendería a unos 33 euros. Una cantidad que se desglosa en 25,2 euros por gasolina (al precio de 1,40 euros por litro), 6,3 euros de comisiones (el 25% de la cifra anterior) y 1,32 euros de impuestos (el 21% de los gastos de gestión). Sin embargo, en 2022 el coste a abonar de ese trayecto alcanzaría los 46 euros.

En primer lugar, el combustible pasa de 25,2 euros a 36 euros. Y una vez se ha establecido ese coste, como el resto son solo porcentajes de esas cifras, también sigue esa variación. Los gastos de gestión pasan de 6,3 a 9 euros, mientras que los impuestos pagados se incrementan en más de 60 céntimos, hasta los 1,89 euros. Curiosamente, el usuario de BlaBlaCar no solo ve como tiene que pagar más a la compañía por el mismo servicio, también tiene que pagar tres veces impuestos. Un hecho que encarece considerablemente su viaje.

Así, empiece por el precio del combustible. Un litro de gasolina paga primero el llamado Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, que supone 0,473 euros por cada litro de gasolina y 0,379 euros en el caso del diésel. Además, una vez sumado ese coste fijo más el resto de factores, coste al por mayor y margen, se le aplica el 21% de IVA. Por último, los usuarios de BlaBlaCar tienen que pagar el 21% también sobre los gastos ya pagados a la compañía, lo que implica el tercer pago efectivo a Hacienda.

Al final, esa cadena también encarece el precio final del servicio. En concreto, Hacienda se queda en torno a 18 euros de los 46 pagados por los usuarios de BlaBlaCar, lo que supone 4 euros de cada 10. Hace un año, esa cantidad en un viaje similar era de alrededor de 13 euros, por lo que la diferencia es también importante. Al final, la suma de todos esos factores está haciendo que los viajes en BlaBlaCar empiecen a disgustar a más de uno de sus elevados costes. Ahora, en pleno verano, parece que no hay problemas (más allá de las quejas), pero más adelante las cosas pueden cambiar.

Apóyanos y comparte este artículo:
Pedro Ruiz

Pedro Ruiz

Riaza (Segovia), 1990. Licenciado en periodismo, Graduado en Economía y Máster en Marketing Digital y e-commerce. Periodista especializado en traducir las (a veces) tediosas cuentas de las empresas en historias. Nunca nada ocurre por casualidad, ese siempre es el punto de partida.
  

0 comentarios

Enviar un comentario

¿Qué ha sido de Carioca y sus rotuladores?

¿Qué ha sido de Carioca y sus rotuladores?

Para más de una generación de españoles el color siempre ha tenido un nombre propio: Carioca. La reconocida marca italiana de material escolar acompañó durante muchos años a los españoles en la aventura de dibujar y colorear, gracias a sus rotuladores y/o ceras. Unas...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this