Carrefour, Lidl o Aldi aprovechan las vísperas navideñas para disparar los precios

por | 24 Nov 2021

Carrefour es un pequeño hervidero de consumidores estos días. Hasta Lidl o Aldi aterrizan cada vez más compradores para aprovechar sus agresivas políticas de precios bajos. Las colas en un Alcampo son el doble de grandes en estas fechas que hace un mes. Y así se podría seguir uno a uno con los supermercados españoles. Todos ellos, congregan a una multitud que buscan ahorrar al adelantar sus compras navideñas. Una predisposición que los directivos de las firmas utilizan para incrementar los precios y disparar sus beneficios. También sus bonus.

El langostino, y sus variantes que van desde el gambón a las gambas, es uno de los productos más demandados. Tanto por su menor precio como por su comodidad, dado que se puede comprar y congelar a diferencia de otro tipo de marisco. Esa preferencia es perfecta para los directivos, que no han parado de subir su precio. Y no es de un mes a otro, sino en la misma fecha respecto a otros años. Carrefour es un buen ejemplo de ello. Así, en 2019, por estas fechas, el grupo galo ofrecía paquetes de entre 40 y 60 piezas por 7,95 euros. Ahora, el la oferta es de 9,79 euros por 30 unidades.

Pero ni de lejos es el único producto mucho más caro que años anteriores. El grupo galo ha encarecido el precio de un kilogramo de sepia de 9,25 euros a 9,49 euros. Todavía es peor en el caso de Lidl, donde el invertebrado marino se vende a 9,98 euros. Y la firma alemana todavía coloca la sepia en su folleto de Black Friday. Para que luego digan que los alemanes no saben hacer chistes. Aunque Carrefour ofrece una de los incrementos más verticales con el pez espada, que ha pasado de 11,90 a 13,90 euros.

 

CARREFOUR Y EL ENIGMA DE SUS JAMONES

En el caso de Carrefour hay un misterio todavía más importante que desvelar: ¿Qué les pasa con los jamones? O quizás otra más intrigante ¿Qué les han dado de comer este año a los cerdos? Así, el grupo galo siempre apuesta por una página doble para su galería de muslos de gorrino bien curados. Un impreso que en 2021 coincide con la de 2020 en dos cosas: la primera es en los productos, dado que cerca de un 70% son los mismos. La segunda es que prácticamente todas las ofertas son más caras que hace un año.

Carrefour

Precios de los jamones Carrefour, folleto 2020

 

Precios de los jamones Carrefour, folleto 2021

 

Las subidas de precio, además, se dividen entre las evidentes y las sibilinas. En el primer grupo encontramos, por ejemplo, la paleta de cebo ibérica 50% raza ibérica ‘Legado’ de la marca ElPozo que pasa de 49 a 55 euros. También, el mismo producto, pero en lugar de la pata delantera la trasera (vamos, un jamón) cuyo precio es ahora de 119 euros frente a los 105 de hace un año. A pesar del notable incremento, Carrefour lo coloca en su folleto de ofertas bien grande.

Por último, también sobresalen los lotes elegidos de jamón con bebida y otros embutidos. Carrefour destaca dos ofertas para sus clientes y en las dos ha subido notablemente el precio. Cualquiera diría que ha sido aposta. En concreto, la primera es una pieza junto a una botella de vino y un set de cuchillo, por un modélico precio un 20% más caro que en 2020. La segunda incluye una paletilla junto a chorizo, salchichón y queso cuyo incremento ha pasado de 55 a 59 euros. Pero no todos los aumentos son tan visibles, otros sin embargo tienen el truco en la letra pequeña.

Recomendado:  'Ranking': Los mejores productos para tus compras en Black Friday

 

LOS ESPÁRRAGOS, MEJOR QUE NO SEAN ALEMANES (DE ALDI)

Una de las mejores artimañas es la que ejecuta con el Jamón de Bellota Ibérico 50% Raza Ibérica de la marca El Lujo. Una pieza con la pezuña más negra que la de un mecánico y que, para deleite de los consumidores, tiene un precio más reducido que hace un año. Así, su valor en este 2021 es de 189 euros, mientras que hace un año era de 195 euros. Pero el truco lo revela la letra pequeña. En concreto, el precio por kilo en 2020 era de 24,38 y ahora es de 25,20 euros. Al final, el ardid es vender piezas más pequeñas sin variar demasiado lo que se cobra.

Quizás algún directivo de la firma gala todavía se lleva un premio por el precio conseguido. Eso mismo ocurre con al menos un par de piezas, de tal manera que al tener que dar el precio por kilo, están obligados, se desmonta la oferta y el ahorro. En definitiva, Carrefour parece que este año no se ha estirado con el producto nacional por excelencia. Bueno, si en realidad lo es. De hecho, en 2019, Facua denunció a Comapa, proveedora de Carrefour, ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid por vender jamones de Polonia como si fueran de Granada.

Espárragos Carretilla de Carrefour. Precio de 13,90 euros por kilo

 

Espárragos Carretilla de Aldi. Precio de 15,35 euros por kilo

 

Otro producto muy extendido, también nacional, son los espárragos. De hecho, siempre aparece un botecito en casi cualquier cesta de Navidad, aunque hay que esperar a ver las de este año porque se han encarecido mucho. Al menos, eso parece al ver los precios de Carrefour. Así, el precio por kilo de la marca La Carretilla ha pasado de 11,95 a 13,90 euros. Y menos mal que no son alemanes. De hecho, los de la marca blanca de Aldi valen hasta 15,35 euros.

 

LA MARCA BLANCA: PROPICIA PARA AUMENTAR PRECIOS

Alguno podría decir eso de que si vienen de Alemania es normal, que está la gasolina muy cara. Quizás sí, aunque hay otra versión: Aldi aprovecha sus productos de marca blanca para vender más caro. En concreto, la de los espárragos es la S que ellos dicen de ‘Special de Aldi’, pero que nosotros podemos decir S de ‘Specialmente Caros’. De hecho, si le comparamos en otros productos con su gran competidor, Lidl, también se puede apreciar. Por ejemplo, el atún en aceite de oliva cuesta por kilo más de 30 euros en la primera, por los 23 de la segunda.

Recomendado:  Sara Sálamo: Como un volcán

Incluso los famosos espárragos son la mitad de baratos en Lidl que en Aldi. Un caso curioso. Pero eso no quita que la firma amarilla y azul tampoco haya aprovechado su marca Deluxe para aumentar sus precios en ciertos productos. Las cremas vegetales, por ejemplo, han pasado de 9,93 euros por kilogramo a 10,64 euros. Los Aldi dirán, con razón, que esta vez su precio, en este tipo de cremas, es la mitad. En el caso del queso Permigiano Reggiano el salto es más brusco, dado que este año se vende a 27,9 euros frente a los 16,9 euros de hace un año.

A pesar de ello, la marca Deluxe de Lidl y, especialmente, la de turrones y otras especialidades navideñas, DOR, es de los pocos casos en que no se aprecia un incremento de precios generalizado. Algo que no se puede decir prácticamente de ningún otro elemento que lleva chocolate. Otro de los clásicos de la Navidad y otro producto donde la inflación parece más desbocada. Sin ir más lejos, una simple ‘Bolsa de Chocolates’ con forma de alce en Aldi se ha disparado de 15,9 euros a 19,97 euros el kilo.

 

ALDI, LIDL O CARREFOUR AUMENTAN EL PRECIO DE LA LECHE 

Aunque hay muchos más ejemplos. El más doloroso para la cartera de los consumidores es el coste de las llamadas ‘Figuritas de Navidad’. Así, una de Papá Noel que vendía Aldi hace un año salía por 7,98 euros por kilo, bastante más caro que en el caso de Lidl que no llegaba a los seis euros. Al año siguiente, esas mismas figuritas sin marca han desaparecido y en su lugar la firma alemana presenta las típicas de la marca Kinder, aunque con una pequeña sorpresa: su precio si se mide por kilogramos alcanza los 35,33 euros.

Pero tampoco es el más caro. En el caso de las famosas cajitas, ya sean de ‘Calendario’ o ‘La Casa de los Reyes Magos’ (esta debe ser nueva), el precio por kilo puede llegar a rondar casi los 50 euros. Curiosamente, son otras marcas como Ferrero Roche las que tienen el precio por debajo del año pasado. En Carrefour, de hecho, la oferta es incluso más baja que la del propio Lidl. Aun así, a estas alturas, por suerte, el precio de los turrones en la gran mayoría de los casos de mantiene de un año para otro.

En definitiva, la cesta de la compra ya ha empezado a experimentar en los grandes supermercados la temida inflación. El mayor coste de las materias primas, desde el propio cacao hasta los combustibles, suponen mayores costes en la cesta de la compra. Ahora, con las navidades, los grandes grupos de la distribución están aprovechando la situación para inflar un poco más los precios. Un caso curioso que pasa, por ejemplo, con la leche, la cual se vende más cara en las grandes superficies que hace un año, mientras los ganaderos no ven de cerca esas ganancias. Y es que los intermediarios, como la banca, parece que de verdad nunca pierden.

Apóyanos y comparte este artículo:
Pedro Ruiz

Pedro Ruiz

Riaza (Segovia), 1990. Licenciado en periodismo, Graduado en Economía y Máster en Marketing Digital y e-commerce. Periodista especializado en traducir las (a veces) tediosas cuentas de las empresas en historias. Nunca nada ocurre por casualidad, ese siempre es el punto de partida.

0 comentarios

Enviar un comentario

La crisis de los semiconductores

La crisis de los semiconductores

La tormenta perfecta ha provocado un desequilibrio en la demanda de los semiconductores, afectando a la fabricación de automóviles, productos de electrónica y electrodomésticos. Nadie podría imaginar que un elemento tan pequeño como un semiconductor pudiera poner en...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this