Carrefour y Lidl minan la popularidad de Mercadona en plena crisis

por | 9 Sep 2022

España está atravesando un momento delicado debido a la inflación. Esta subida de precios se traduce en un menor poder adquisitivo para los españoles, que buscan recortar gastos por todas las vías posibles. Esto perjudica principalmente a los supermercados, que ven como sus ventas caen en picado. Para Mercadona la situación es aún más asfixiante, ya que está viendo cómo sus principales competidoras le comen terreno.

Según el último informe elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, en el mes de agosto el IPC se había situado en el 10,4%, 4 décimas menos que en el mes anterior dando un ligero respiro, pero muy por encima de lo registrado en la última década. Uno de los sectores más perjudicados está siendo el de la distribución, ya que la cesta de la compra ha registrado grandes subidas, reduciendo así la cantidad de productos vendidos.

De hecho, las dos cadenas de supermercados que más han subido sus precios han sido Carrefour y Mercadona, un 12,1% y 11,4% de marzo 2021 a marzo 2022, respectivamente, según recoge el economista Yago Álvarez de los datos proporcionados por la OCU. Justamente, esas dos compañías son las que más cuota de mercado cosechan.

Precisamente de estas cadenas, es a Mercadona a la que menos le conviene seguir generando mala fama. Hace tiempo que la imagen pública de los valencianos ya no es la que era. Las múltiples quejas vertidas por sus proveedores han hecho que mucha gente se muestre reticente a seguir acudiendo a estas tiendas a hacer sus compras semanales.

Además, como bien refleja ahora la OCU, sus precios no han parado de subir, y no solo desde que comenzase este periodo de inflación. Ahora, este descontento popular se está reflejando en sus ventas. Según el ranking de Kantar, en solo cinco meses, de marzo a julio (última actualización), Mercadona ha perdido más de un punto de cuota de mercado, pasando de un 26,5% a un 25,2%.

 

Lidl planta cara a Mercadona con sus productos gourmet

Mientras Mercadona ve como mes a mes sus clientes deciden decantarse por otras cadenas, Lidl se beneficia de esta situación. De hecho, la alemana es la única de las tres que ha conseguido crecer en ese mismo periodo. De esa manera, el 23 de marzo de 2021, su cuota de mercado era del 5,3%, mientras que el 17 de julio ya aglutinaba el 6,2%.

Aunque la diferencia con Mercadona sigue siendo abismal, poco a poco Lidl está consiguiendo consolidarse en España y se está afincando como el tercer supermercado más importante del país en volumen de ventas. Una de las principales balas de la alemana es su amplio surtido de productos gourmet.

Desde hace más de una década, Lidl decidió apostar por su gama Deluxe, una línea propia de productos de gama más alta pero a precios económicos. En esta gama han colaborado chefs como Sergi Arola. Aunque en un principio apostaron por productos ya cocinados, ahora su porfolio es muy amplio ofreciendo salsas, frutos secos o helados, entre otras cosas.

Precisamente es su marca blanca la que ha conseguido que Lidl tenga éxito. Tras mucho luchar, la cadena germana se ha hecho con una imagen de productos baratos de calidad. Esto se lo ha ganado ya que, al menos, el 70% de sus proveedores son de origen nacional, haciendo que el consumidor respete lo propio. Además, en fresco, la compañía hace una gran apuesta por los productos de proximidad.

Otro de los puntos donde Lidl saca una ventaja aplastante a Mercadona es en la sección de no alimentación. A pesar de que los alemanes se caracterizan por su amplio surtido de comida, desde hace años realizan una gran apuesta por artículos de cocina, hogar e, incluso, jardín. Esto les ha hecho ampliar sus ventas.

 

El punto fuerte de Carrefour es su tienda online

Por su parte, Carrefour solo ha perdido una décima entre marzo y julio de este año. Esto le permite a la cadena francesa afianzarse en la segunda posición del ranking de Kantar. A pesar de ser uno de los supermercados que más han subido sus precios, según los economistas, haciendo gala de su posición en el mercado, Carrefour no cosecha mala fama como lo hace Mercadona.

El último movimiento de Carrefour para luchar contra los datos de la OCU ha sido ofrecer una cesta básica de 30 productos por menos de 30 euros. Además, está en negociaciones con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Esta acción es claramente una ventaja de los franceses para marcar diferencia con los valencianos.

Sin embargo, el principal puntal de Carrefour es su tienda online. Para ello, no para de invertir. De hecho, en 2021 presentó un ambicioso plan con el que espera alcanzar los 10.000 millones de euros en 2026. Para conseguirlo, la compañía ha aumentado su inversión en digitalización hasta los 3.000 euros.

Aunque el principal motor de este comercio online es la parte de alimentación, las ventas de Carrefour, igual que pasa en Lidl, van también ligadas a las de la no alimentación. En la cadena francesa podemos encontrar aún más elementos que en la alemana, como electrodomésticos, videojuegos, libros o juguetes.

Otro punto fundamental de Carrefour y que, hasta la fecha, ninguna otra cadena ha sido capaz de plantarle cara, son sus tiendas 24 horas en el centro de las ciudades. Esto es un ejemplo más del esfuerzo que hace la compañía para tratar de acercarse a todos sus clientes y adaptarse a sus necesidades.

Ninguno de los puntos fuertes de Lidl y Carrefour los tiene Mercadona y, o mucho cambia la cadena de supermercados española, o la diferencia entre las tres va a seguir aumentando. Si esto pasase, la principal perjudicada sería la empresa de Juan Roig, que es la que se está desangrando a nivel clientes sin conseguir fidelizar como antaño.

Apóyanos y comparte este artículo:
  

0 comentarios

Enviar un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this