Ferrovial ‘escéptico’ acerca de su futuro en Heathrow: ¿Salida forzosa en 2022?

por | 10 Nov 2021

El pasado mes de junio se cumplieron 15 años de la operación más importante ejecutada por Ferrovial. También una de las mayores realizadas por cualquier empresa española. Así, el 7 de junio de 2006, de madrugada, el Consejo de Administración de la firma británica BAA aceptó la opa de la constructora española por 14.600 millones de euros. Con ello, el grupo liderado por la familia Del Pino se convertía en el principal operador de aeropuertos del mundo. Ahora, aquella inversión todavía parece atragantada, en especial, por culpa de la que era la joya de la corona: Heathrow.

“Si miramos al pasado, los resultados [de mejorar Heathrow] no han sido muy positivos desde el punto de vista de la rentabilidad de las acciones. Yo diría, de hecho, que son negativos desde el punto de vista de la rentabilidad”, explicó ante los analistas que siguen el valor el responsable de Ferrovial Aeropuertos, Ignacio Gastón. Además, advirtió de que la firma española podría buscar una salida del Reino Unido dada la situación. “Si mira al futuro (…) y los bajos rendimientos (…) me hacen sentir muy escéptico sobre el apetito por aportar más capital a Heathrow”.

Y es que la pesadilla ya está durando demasiado. Todo comenzó en el mes de marzo de 2020, con la llegada de la pandemia. Ferrovial vio como de la noche a la mañana sus terminales inundadas de viajeros que partían hasta cualquier rincón del planeta se quedaban vacías. El verano de ese mismo año fue un pequeño espejismo que, sin embargo, no enjuagó las cuentas de la compañía. La vacuna en noviembre y su rápida implementación en el país trajo una esperanza que derribó la llamada variante Delta. Ahora la amenaza es la Autoridad de Aviación Civil (CAA) de Reino Unido.

 

HASTA JUNIO DE 2022 PARA DECIDIR UNA POSIBLE SALIDA DE HEATHROW

Todo empezó hace ya varios meses. En abril, la CAA rechazó la solicitud del aeropuerto londinense de Heathrow, a propuesta de Ferrovial, de aumentar sus tasas para recuperar los 3.000 millones de pérdidas provocadas por la pandemia. El director de la autoridad, Paul Smith, llegó a señalar que “a raíz de la solicitud de Heathrow de un ajuste de tasas, hemos tomado la decisión de que una intervención adelantada en la escala de su solicitud es desproporcionada y no beneficia a los consumidores. Las otras cuestiones planteadas por Heathrow como parte de su solicitud se abordarán durante la próxima revisión de control de precios”.

Unas declaraciones que no gustaron en la firma española y que han propiciado una guerra dialéctica que a día de hoy prosigue. De hecho, el director financiero de Ferrovial, Ernesto López Mozo, cargaba duramente contra la autoridad británica recientemente: “Hemos visto las propuestas iniciales de la CAA. Y quiero decir, tengo que ser franco, que estamos bastante decepcionados con estas propuestas iniciales”. A lo que añadió que “es difícil ver que no recupera el principio de la inversión que es una especie de shock para cualquier inversionista en negocios regulados”.

A pesar de ello, no será hasta mediados de 2022 cuando se cierre definitivamente el tema. En los próximos meses, hasta final de año, se pueden incluir todavía alegaciones, comentarios y propuestas a la decisión de la CAA. Unas estimaciones que luego deben ser estudiadas durante el primer y segundo trimestre del año que viene para finalmente tomar una decisión final. “Las modificaciones finales de la licencia serán a fines del primer semestre de 2022”, confirmó la compañía. En este periodo Ferrovial no solo tiene que promover esos cambios, sino también estudiar si prosigue adelante en su aventura en Heathrow.

 

FERROVIAL PODRÍA ENCONTRAR UN SUSTITUTO EN LA INDIA

En mitad de las discusiones se ha colado una nueva posibilidad de inversión: la India. Ferrovial no esconde su interés por seguir apostando por el país durante las últimas comparecencias de sus directivos. “Creemos que Latinoamérica en los próximos años va a ser más inestable y con muchas menos oportunidades desde el punto de vista de la infraestructura. India, por otro lado, tiene un mercado en crecimiento que está bien establecido con una muy buena canalización y es bastante transparente con la facturación electrónica. Se puede ver bastante bien cómo van las cosas en cualquier operación”, explicaba recientemente López Mozo.

Aunque una aventura en solitario, por el momento, parece que es un posibilidad remota. Por el momento, Ferrovial quiere entrar en el país a través de la compra de la sociedad cotizada india IRB Infraestructure Developers, con la adquisición de un máximo del 24,9% y una inversión de 364 millones de euros, según notificó a finales de octubre la constructora a la CNMV. Pero tampoco se descarta de cara a un futuro, siempre y cuando la firma española tenga un buen desempeño con su apuesta inicial.

“No tenemos restricciones sobre si Ferrovial puede competir por otros proyectos de construcción en India (…) no es la idea (…) pero será un primer paso en el mercado indio. Por eso queremos ser prudentes”, explicaba ante los inversores el director financiero interino de Ferrovial, Pedro Agustín Losada Hernández. A lo que añadió, a modo de advertencia de cara a un movimiento futuro, que: “Nos gustaría aprender de ellos, y como uno de los principales actores y aprovechar el crecimiento que vemos en este mercado”.

 

FERROVIAL SIGUE EN NÚMEROS ROJOS

Las nuevas inversiones deberían servir para aliviar la difícil situación por la que sigue transitando la compañía. Este pasado 28 de octubre, Ferrovial presentó pérdidas de 100 millones de euros hasta septiembre, unos número rojos que, sin embargo, mejoran respecto a los nueve primeros meses de 2020, cuando el agujero sobrepasó los 510 millones. La reanimación de las cuentas de la constructora española se basó en una mejora del tráfico de las autopistas de Texas, la NTE y la NTE 35W marcaron mejores datos que en 2019. Y, también, en el incremento del margen en construcción y la inyección de distintas desinversiones.

Por último, la compañía también cerró la venta de su división de servicios en otra de las operaciones más esperadas del año. El mismo día que presentaba las cuentas, Ferrovial informó de que había concluido la venta del 75% de su negocio de Servicios en España a Portobello. Una operación que arrancó hace más de dos años y para la que contrató a Goldman Sachs. El fondo español no solo obtendrá el negocio español, sino también el que mantiene la constructora en Reino Unido, Polonia o EE.UU.

En definitiva, Ferrovial sigue moviendo los hilos para no perder comba en los retos futuros que están por venir. Los grandes planes de infraestructuras o la reanimación de los aeropuertos de todo el mundo. Aun así, todavía debe decidir qué hacer con la joya de la corona, Heathrow, más si cabe cuando parece que el planeta entero está en píe de guerra contra la aviación, al menos, hasta que ésta se vuelva más verde. Quizás la negativa continuada de la CAA sea una señal de que el futuro no sigue por ahí.

 

Apóyanos y comparte este artículo:
Pedro Ruiz

Pedro Ruiz

Riaza (Segovia), 1990. Licenciado en periodismo, Graduado en Economía y Máster en Marketing Digital y e-commerce. Periodista especializado en traducir las (a veces) tediosas cuentas de las empresas en historias. Nunca nada ocurre por casualidad, ese siempre es el punto de partida.

0 comentarios

Enviar un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this