Lidl arrasa con su nueva colección de ropa para tallas grandes

por | 22 Jul 2022

Lidl ha vuelto a reforzar su apuesta por la moda, uno de los sectores que más abandonado tenía la cadena de supermercados alemana. A través de su firma, Esmara, lleva varios veranos intentando seducir a los usuarios, especialmente al sector femenino, con prendas atractivas, cómodas, frescas y, sobre todo, baratas.

Aunque la oferta nunca ha sido especialmente variada, poco a poco la línea de ropa de Lidl ha conseguido ir haciéndose un hueco entre los consumidores. Además, contando con embajadoras como la actriz Natalia Sánchez o la modelo Malena Costa, entre otras famosas españolas, tiene todos los ingredientes para triunfar.

Sin embargo, la ropa de Esmara no ha estado exenta de polémica. Muchos consumidores han echado en cara a Lidl que su tallaje no abordaba todos los cuerpos. La mayoría de sus colecciones oscilaban entre la talla 36/38 hasta la 44/46 y, como mucho, la 48. Esto dejaba a muchas personas sin poder disfrutar de estas prendas.

Hasta ahora. Lidl ha enmendado su error con un bañador que está arrasando. De cara al verano, los clientes de Lidl le pedían que este año tuviera en cuenta en su catálogo añadir ropa de baño con un tallaje mayor. Y dicho y hecho.

Lidl sacó a la venta un tanquini que va desde la talla 46 hasta la 52. Y, lo mejor de todo, es su precio: 9,99 euros. Tal ha sido el éxito, que este producto ya se ha agotado en la web, aunque la cadena alemana anuncia que pronto volverá a ver variantes disponibles.

Este tanquini, compuesto de una especie de camiseta y una braga, está hecho de elastano Lycra y poliéster, lo que ayuda a un ajuste óptimo. Además, para hacer más fácil su uso, tiene tirantes ajustables, pudiéndose ajustar así a todo tipo de pecho y espalda.

Apuesta por los vestidos

Pero la apuesta de Esmara por los tallajes más amplios no se reduce solo a la ropa de baño. La marca de moda de Lidl también ha sacado a la venta dos vestidos largos que van desde la talla XL hasta la 3XL. Esta vez tanto los diseños como la variedad es mucho mayor que con el bañador.

En concreto, son dos vestidos de tirante ancho, uno negro y otro de flores rosas sobre fondo verde, de corte largo y cuello redondo. Cuenta también con dos largas aberturas laterales y su tejido es de viscosa y poliéster. Su precio es de 9,99 euros.

Sin embargo, este no es el único vestido que ha confeccionado Lidl. A la venta en su web también tienen un vestido largo, rosa, con mangas y escote de pico con volante superpuesto por 9,99 euros. Las tallas de esta prenda son como las del anterior, y van desde la XL hasta la XXXL.

Pero Lidl no se ha querido quedar aquí y ha sacado a la venta dos pantalones ligeros de verano, largos y de corte estrecho en la parte baja. Esta prenda está disponible en dos colores, negro y vaquero, y sus tallas van desde la 50 hasta la 58. Con bolsillos laterales, cintura elástica y cinta ajustable, tiene un precio de 8,99 euros.

A pesar de esta gran apuesta de Lidl por intentar dar servicio a todo tipo de cuerpos, siguen teniendo un problema con esta colección. Para poder hacerte con una de estas prendas, solo lo puedes hacer a través de su página web. Hasta el momento, la cadena de ropa alemana no tiene ninguna de estas prendas en ninguna de sus tiendas físicas. Este es un problema que lleva arrastrando bastantes años y que los usuarios le recriminan.

Lidl sigue los pasos de Shein

Con esta amplia colección, Lidl se suma de esta manera a dar una solución para las personas con cuerpos no normativos que encabeza Shein. Mientras que cadenas como Inditex siguen sin ofrecer prendas que superen la talla 46/48, la compañía asiática ha hecho de este tema su trinchera.

“Las gordas damos la vida por Shein. Nos salva la vida. Encuentras ropa sexy, cómoda, práctica, toda. Ya me gustaría usar ropa más sostenible, sin explotación laboral y española, pero no hay para mí”, explicaba Mara Jiménez en El País.

La realidad es que en la cadena asiáticas se puede encontrar desde la talla XS hasta la 4XL, una oferta que ninguna otra tienda de ropa – ni supermercado – puede ofrecer hasta el momento.

Además, para no diferenciar entre tipo de tallajes, algo que hizo Mango con su extinta Violeta, Shein utiliza la misma nomenclatura para las personas de complexión muy delgada que para las muy voluminosas. De esta forma, la enseña se ha convertido en poco tiempo en lugar refugio para las mujeres con tallas grandes.

Ahora, las personas que deseen comprar ropa cómoda, fresca y barata, no tendrán que esperar las esperas de Shein y, en tan solo unas horas, podrán disfrutar de las prendas que han comprado gracias a Lidl.

Apóyanos y comparte este artículo:
Lidia Vega

Lidia Vega

​Madrid, 1995. Graduada en Periodismo. Fiel amante de contar historias, ya sea hablando o escribiendo, me dedico a indagar sobre las curiosidades de las empresas del mundo de la distribución.
  

0 comentarios

Enviar un comentario

La gestión de la facturación como eje de la digitalización

La gestión de la facturación como eje de la digitalización

La gestión óptima de la emisión y contabilización de facturas resulta una tarea difícil para las empresas. En especial, para las más pequeñas. Aquellas que no cuentan con tantos recursos o con un área dedicada a tal cometido. Por ello, los programas fácil de...

Lidl: estas son sus mejores ofertas para ropa deportiva

Lidl: estas son sus mejores ofertas para ropa deportiva

Lidl está intentado revolucionar la venta de ropa deportiva a base de ingenio y fuertes descuentos. La compañía alemana está creando un ecosistema alrededor del ejercicio con rutinas de entrenamiento, con retos para sus clientes y un extenso catálogo de productos y...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this