La comida healthy ya es tendencia

por | 20 Sep 2019

La comida sana está de moda. Todos los platos quieren ser healthy, vegan, gluten freen y decenas de anglicismos más; y no es de extrañar. Con la guerra abierta contra la comida basura y contra los ingredientes nocivos –como el aceite de palma–, todo el mundo quiere cuidar su alimentación. La gente a la vanguardia de la cocina se ha subido a la ola de la comida sana y nos demuestra que un plato natural, rebosante de verduras y con el verde por bandera puede hacernos la boca agua.

 

Floren Domezáin

Floren Domezáin, además de ser el nombre que comparten chef y local, es el rey de las verduras. Y que no le extrañe a nadie, pues este reputado chef se considera a sí mismo agricultor antes que cocinero. Floren Domezain entiende perfectamente lo que ocurre bajo las tierras de labranza, y ese conocimiento lo ha llevado a dominar una cocina que se basa en un producto natural y excelente. Natural de Tudela, el chef incluso cultiva alimentos en el propio restaurante mediante un sistema de agricultura hidropónica.

En el restaurante solo encontraremos productos propios de extrema calidad. El inmenso tomate de Tudela, espárragos, una delicada ensalada de cardo… Todo el huerto representado en platos de lo más variados. No falta la carne ni el pescado, pero las verduras de Floren son el plato principal.

 

Floren Domezáin ha publicado un libro en el que cuenta los secretos del cultivo de alimentos en su primera mitad y formas de cocinarlos en la segunda. Su local se encuentra en calle de Castelló 9.

 

Happy Green

Happy Green hace honor a su nombre. Aquí vamos a encontrar mucho verde en formato de bol. Más que boles con un guiño al poké hawaiano, parecen lienzos. Las mezclas de alimentos son muy variadas y están pensadas para ser platos nutritivos y beneficiosos. Por ejemplo, la happy salad Amazonas cuenta con espinacas, edamame, uvas, nueces, trigo sarraceno, alubias rojas, quinoa negra, kale, tofu tostado y manzana; sin duda, un plato de casi medio kilogramo y tan solo quinientas treinta y seis kilocalorías. Si se elige un fitbowl, es decir, un cuenco caliente como el Cervino, comeremos cuatrocientos cincuenta gramos con solo trescientas noventa y cinco kilocalorías: queso light, sésamo, brócoli, tomate seco, berenjena, arroz negro, lentejas, portobello y tremella aurícula; si nos decantamos por la Patagonia, ingeriremos quinientas treinta y dos kilocalorías: quinoa, cebollino, brócoli, roast beef, anacardos, tomates secos, alubias rojas, arroz negro y lentejas. Además, siempre existe la posibilidad de configurar un bol con nuestros ingredientes favoritos.

Happy Green también ofrece cremas calientes de tomate y calabaza, y un surtido de postres aptos para veganos.

 

Happy Green se encuentra en calle San Marcos 28. El precio del bol ronda los 8 euros y existen tres menús del día por 7,95 euros.

 

Levél Veggie Bistro

En Levél Veggie Bistro elevan la gastronomía vegana a la alta cocina. El beneficio nutricional y las comidas saludables son los pilares de su propuesta. Pero el acabado –y el producto– es de alta calidad. Una de las particularidades de este restaurante es que todo se elabora al momento. Los platos, elaborados con productos frescos y de temporada, no aguantarían ser congelados o refrigerados sin perder propiedades, por lo que cada plato se hace en el momento en el que se pide. Esto lleva a situaciones tan curiosas como tener una persona en cocina encargada única y exclusivamente para montar lasañas. La carta divide sus platos entre propuestas crudiveganas –donde nada es cocinado por encima de cuarenta y cinco grados– y platos veganos que sí requieren cocción, aunque en este local jamás encontrarás una freidora.

 

Lasañas con falso parmesano, espaguetis de calabacín, requesón hecho a base de nueces… En la cocina juegan con los alimentos, creando elaborados trampantojos sin perder la esencia vegana. La carta es breve pero vistosa: paté vegetal con brócoli, veggie roll con láminas de pimiento rojo, zanahoria y frutos secos o crepe de garbanzo relleno, papillote de setas frescas o el Buddha bowl, cuyos ingredientes se preparan por separado: canónigos, garbanzos salteados con especias, boniato asado al horno, chips de kale deshidratados, brócoli al vapor, pimiento y manzana.

 

Levél Veggie Bistro se encuentra en la avenida Menéndez Pelayo 61, y cuenta con un precio medio de 30 euros. El local, además, sirve como exposición temporal para diversos artistas.

 

Juan Carlos Rubio Román

Apóyanos y comparte este artículo:
  

0 comentarios

Enviar un comentario

Vinos Nexus & Frontaura, un vino para cada momento

Vinos Nexus & Frontaura, un vino para cada momento

La esencia del origen de Bodegas Nexus & Frontaura se gestó en Toro, en esta tierra bañada por el río Duero con la belleza que deja a su paso a la que no cabe rendirse. “Cada día la naturaleza de nuestro paisaje y el legado histórico de su alrededor está latiendo...

Ranking: Los 10 mejores balnearios de España

Ranking: Los 10 mejores balnearios de España

Llega el frío y los destinos de playa se cambian por otros más cálidos. Para una escapada de otoño, nada más idóneo que los balnearios. En España contamos con algunos de los balnearios más importantes de Europa, lugares donde el descanso y el cuidado de la salud se...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this