Microsoft despedirá a 10.000 personas y profundiza la sangría de despidos en compañías tecnológicas

por | 19 Ene 2023

La compañía anuncia el despido de aproximadamente el 5% de su plantilla, una cifra que se traducirá en 10.000 salidas. Hace unos días, Amazon amplió su propuesta de despidos para 2023. Los despidos en compañías tecnológicas, tras un 2022 de vértigo, continúan. ¿Dónde está el suelo?

En 2022, cerca de 240.000 personas perdieron sus empleos en compañías tecnológicas ‘grandes’, según un conteo en tiempo real que hace la plataforma TrueUp. La evolución del año pasado fue dramática: si en febrero se registraron 6.000 despidos, en mayo la cifra ascendió a 22.000. Lo peor llegó en noviembre, con 60.000 despidos. Parecía la peor cifra posible, pero 2023 no ha empezado con buen pie: llevamos más de 45.000 despidos.

 

DESPIDOS EN COMPAÑÍAS TECNOLÓGICAS: MICROSOFT MANDARÁ A MÁS DE 10.000 PERSONAS A LA CALLE

La abultada cifra de 2023, cuando apenas llevamos medio mes en curso, se debe a la suma de despidos masivos en Amazon (8.000 personas adicionales a las más de 10.000 que despidió a finales de 2022), Salesforce (7.000 despidos) y Microsoft, la última en apuntarse. La compañía fundada por Bill Gates despedirá a 10.000 personas, a pesar de contar con una buena salud, pues es de las pocas tecnológicas que no han sufrido un fuerte batacazo en bolsa en 2022.

Los despidos en Microsoft representarán aproximadamente el 5% de su plantilla. Una plantilla que, por cierto, lo tendrá más fácil si tiene la suerte de no pasar por la guillotina, ya que la compañía ha anunciado que dará ‘vacaciones ilimitadas’ a sus empleados en Estados Unidos. Un nuevo modelo laboral que implica dejar en manos de cada trabajador la elección de cuántos días de descanso toma a lo largo del año. Sin límite por arriba o por abajo. Algo que se suma a la apuesta de Microsoft por el teletrabajo, siguiendo el camino contrario de compañías como Apple o, ahora, Twitter, que han revertido la práctica totalidad del trabajo en remoto al que se acogieron durante la pandemia.

Recomendado:  Amazon lanza un nuevo Kindle: el rey se renueva para ser mucho mejor

 

¿POR QUÉ LAS TECNOLÓGICAS DESPIDEN A SUS EMPLEADOS?

Existen muchas causas para explicar los despidos en compañías tecnológicas. Una de las más obvias es que la mayoría de estas empresas tienen (o tenían) plantillas sobredimensionadas, herencia de una época de bonanza económica donde el dinero gratis fluía sin límite, financiando crecimientos tan exponenciales como insostenibles. La pandemia ha supuesto un punto de inflexión y el pinchazo de una burbuja que venía fraguándose desde hacía años. Ahora toca reorganizar negocios y replegarse para ganar estabilidad. Consolidar el mercado, hablando en plata. Y eso les está sucediendo a todas las tecnológicas que han crecido por encima de sus posibilidades durante años.

Un buen ejemplo es Netflix, que tras años quemando dinero para producir sin pausa películas y series, busca asentarse en un mercado donde ya no reina sola. Su modelo de negocio se ha basado en crecer a base de novedades, sin importar ni siquiera la calidad de esos productos. Pero la llegada de Disney+ ha puesto contra las cuerdas su modelo, y ahora parece centrarse en crear productos de consumo más lento y solvente, a la par que en enganchar a nuevos usuarios aunque sea a bajo coste, como demuestra su nuevo plan de suscripción con publicidad. Disney+ lanzará el suyo en los próximos meses, y hasta Amazon está probando en India una suscripción a Prime más barata, aunque con menos servicios incluidos.

Recomendado:  Netflix cumple 25 años mirando a la televisión tradicional

 

UNA NUEVA ESTRATEGIA PARA SOBREVIVIR

Se busca mantener una mínima base de usuarios sin grandes oscilaciones. Fidelizar a una clientela muy volátil. Y reorganizar el negocio hacia áreas estratégicas que hayan demostrado su solvencia, ya que el dinero ha dejado de ser gratis y los inversores solo apostarán a caballo ganador. Si no, preferirán llevarse su dinero a lugares donde esté más seguro, dado que la subida de los tipos de interés, que todavía no ha tocado techo, ofrece ya mejores rentabilidades que el riesgo de apostar por empresas que nunca han dado beneficios porque ese no era su negocio. Ahora sí tendrá que serlo. Y eso les costará el empleo a muchas decenas de miles de personas más.

La sangría no ha terminado: 2023 es, de hecho, el año en el que se consolidarán los ganadores y perdedores de una fiebre digital que ha dejado tantos millonarios por el camino como parados va a dejar ahora.

Apóyanos y comparte este artículo:
  

0 comentarios

Enviar un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this