Ana de Armas lo ha logrado. Los flashes lo enfatizan; no desvían su objetivo cuando la actriz aparece por la alfombra...