Un entorno urbano más saludable

por | 1 Mar 2021

La concentración de la población en grandes ciudades es un hecho imparable, y en el año 2050, el 70% de la humanidad vivirá en ‘megaurbes’ que se enfrentan al desafío de ser respetuosas con el medioambiente y más sostenibles para crear un entorno urbano más saludable.

Combatir el cambio climático es un tema que afecta a todos, desde las personas a nivel particular, hasta las empresas y responsables de áreas de gobierno de las ciudades y los organismos internacionales. Sin una acción conjunta, será difícil conseguir el objetivo de frenar el calentamiento global que sufre el planeta y nuestros nietos tendrán una herencia envenenada con graves consecuencias. La firma del Protocolo de Kioto en 1997 supuso el inicio de un camino sin retorno hacia la descarbonización del planeta que se ha ido plasmando en diferentes acuerdos. El sector del automóvil, por su incidencia en la contaminación atmosférica, es uno de los más afectados por estos acuerdos que se han traducido en un endurecimiento de los niveles de emisiones en los modelos de nueva fabricación. El transporte es el responsable del 30% de las emisiones globales de CO2 en la Unión Europea, y al transporte por carretera de particulares y mercancías se le atribuye el 72%.

Con todas estas restricciones, el coche eléctrico será el que experimente mayor crecimiento, siempre que las infraestructuras de recarga y la capacidad de las baterías evolucionen a un ritmo adecuado; sin olvidar el factor precio, que en estos momentos impide que muchos ciudadanos puedan adquirir un coche ‘cero emisiones’.

 

En el año 2050, un 70% de la población mundial vivirá en ‘megaciudades’ que necesitan reciclarse para afrontar los desafíos de sostenibilidad

 

Ciudades inteligentes y conectadas

Establecer un equilibrio entre la convivencia de vehículos en el entorno urbano es el reto al que nos enfrentamos en los próximos años, porque en una movilidad sostenible, el automóvil seguirá teniendo un papel importante. Es una utopía pensar que si eliminamos los vehículos de la calzada se solucionará el problema sin cambiar nuestro estilo de vida. Por ese motivo han aparecido en las ciudades nuevos actores como las bicicletas y motos eléctricas de alquiler, servicios de coche compartido con coches de bajas emisiones, VTC o monopatines de alquiler que permiten llegar al centro de la ciudad sin tener que emplear el coche particular.

Recomendado:  Los ocho mejores coches eléctricos

Y a esto también hay que sumar nuevas formas de adquisición del vehículo, con el renting en pleno crecimiento. Y en este contexto de cambio han hecho su aparición las ciudades inteligentes, que tienen como objetivo la toma de decisiones en múltiples ámbitos basadas en el correcto manejo de los datos y la información. Esto tendría consecuencias directas en la gestión del tráfico en tiempo real, aconsejando a los conductores evitar ciertas rutas colapsadas y dando fluidez a la circulación modificando los intervalos de los semáforos en determinados puntos.

La creación de un ecosistema inteligente urbano requiere tiempo y dinero, años de trabajo y fuertes inversiones para adaptar las infraestructuras al flujo de información que necesitan recibir los centros de control. La creación de una red de sensores y la utilización de tecnologías 5G para la transmisión de datos serán determinantes en un futuro que no está tan lejano.

El ser humano ha decidido apostar por las grandes ciudades y en el año 2050 un 70% de la población mundial vivirá en ‘megaciudades’ que necesitan reciclarse para afrontar los desafíos.

La red de recarga pública

Uno de estos desafíos es el de crear una red de recarga de vehículos eléctricos que pueda garantizar el buen desarrollo del vehículo eléctrico en nuestra sociedad. En la actualidad, en la Unión Europea hay más de 200.000 puntos de recarga, de los cuales, más del 25% se encuentran instalados en Países Bajos (50.824), un 20% en Alemania (40.517), el 12% en Francia (30.367) y el 14% en Reino Unido (28.538). La situación que encontramos en España queda muy lejos de los líderes europeos, y según el estudio más reciente, la cifra asciende a 7.000 puntos.

Las carencias de la infraestructura de recarga quedan a la vista si tenemos en cuenta que tan solo uno de cada siete puntos en la Unión Europea es un cargador rápido, es decir, 28.586 puntos adecuados para cargar por encima de 22 kW. El panorama puede cambiar en breve si atendemos a los planes que anuncian las principales compañías de energía que operan en nuestro país. Endesa se fijó como objetivo alcanzar los 2.000 puntos de recarga en España a finales de 2020, pero las dificultades inherentes a la situación que vivimos han ralentizado el proceso. Lo mismo sucede con Iberdrola, que tiene en desarrollo 1.600 puntos de recarga en la vía pública, y Repsol ya tiene 1.700 puntos de 50 kW tras la adquisición de Ibil. La red de Tesla ya cuenta con 30 estaciones en activo y 20 en construcción que operarán muy pronto.

Recomendado:  El Ford Mustang que te conduce al futuro

 

La red de recarga pública para vehículos eléctricos es uno de los problemas que impiden su crecimiento, además del precio, todavía elevado

 

Supercargadores para viajar por Europa

En sus inicios, el coche eléctrico estaba concebido para reducir los niveles de contaminación de los grandes núcleos urbanos, pero con los avances en la autonomía de las baterías y la proliferación de puntos de recarga, ya son muchos los conductores que se atreven a realizar largos desplazamientos en su país y fuera de sus fronteras. Con la finalidad de facilitar la movilidad de los vehículos eléctricos fuera de sus ciudades de origen nació la red de recarga rápida IONITY, una empresa conjunta de origen alemán que inicialmente fue fundada por BMW Group, Daimler AG, Ford Motor Company y Volkswagen Group, a los que en noviembre de 2020 se unió Hyundai Motor Group. El desarrollo de la red no ha ido tan rápido como estaba previsto, y actualmente solo existen 332 puntos de carga operativos, muy lejos de los 400 puntos previstos para finales de 2020.

La situación en España está todavía ‘en pañales’ en lo que se refiere a la red de Ionity, que únicamente cuenta con un corredor que cubre los desplazamientos entre Barcelona y Madrid, 650 kilómetros con cuatro puntos operativos en estaciones de servicio Cepsa, además de una estación en Puerto Lumbreras (Murcia) y otras ocho en construcción en Asturias, Badajoz, Ciudad Real, Huelva, Lugo, Málaga, Navarra y Salamanca. Parece difícil que se pueda cumplir con el objetivo inicial de 35 puntos de recarga con capacidad de hasta 350 kW a finales de 2021.

Apóyanos y comparte este artículo:
José Antonio Prados

José Antonio Prados

0 comentarios

Enviar un comentario

MG democratiza el coche eléctrico

MG democratiza el coche eléctrico

La firma británica MG aterriza en Europa con una oferta totalmente electrificada que incluirá cuatro modelos en distintos segmentos desde 22.000 €. En la localidad británica de Oxford comenzó a gestarse en 1920 el origen del fabricante de automóviles MG (Morris...

El Ford Mustang que te conduce al futuro

El Ford Mustang que te conduce al futuro

El nuevo Ford Mustang Mach-E es un 100% eléctrico llamado a transformar a una generación de experimentados conductores y a llevar la conducción al próximo nivel. Después de un año de confinamientos, cierres perimetrales y restricciones a la movilidad, el deseo más...

Antes de comprar un coche de bajas emisiones

Antes de comprar un coche de bajas emisiones

Dar el salto hacia la electrificación total no está al alcance de todos los conductores por precio o infraestructura de recarga. Los híbridos en su versión clásica o enchufable (PHEV) son otras alternativas que pueden contribuir a la reducción de emisiones. El estilo...

Modelos eléctricos con sello ‘Made in Spain’

Modelos eléctricos con sello ‘Made in Spain’

La movilidad del futuro a corto plazo es silenciosa y sin emisiones contaminantes. Y España ha demostrado su potencial a la hora de fabricar las versiones eléctricas de modelos tan emblemáticos como el Opel Corsa o el Citroën C4. En el caso de la planta madrileña de...

Apuesta firme de Endesa X por la movilidad eléctrica

Apuesta firme de Endesa X por la movilidad eléctrica

La transición a la movilidad eléctrica está en la agenda de todos: instituciones, consumidores y empresas. El Ejecutivo se ha marcado como meta que en 2023 haya en España 100.000 puntos de recarga eléctrica y 250.000 vehículos eléctricos. Un 40% de los conductores...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

 

6 números por 18€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this