Delivery Hero trampea la Ley Rider para hacer rentable a Glovo

por | 17 May 2022

Hace apenas unos días que Delivery Hero presentó sus resultados trimestrales. Unos datos que se esperaban como agua de mayo, nunca mejor dicho, después de la rocambolesca compra por parte de los alemanes de la empresa de delivery más importante de España, Glovo. El 31 de diciembre, a pocos minutos de que sonasen los cuartos, ambas compañías hacían pública la compra del unicornio catalán por parte de Delivery Hero.

Parece que la mano de los germanos ha beneficiado bastante a la economía de la empresa. Durante estos tres primeros meses del año, Delivery Hero ha registrado unos ingresos por valor de 2.051 millones de euros. Esto supone un 51% más respecto al mismo período del año anterior. Sin embargo, no ha querido desglosar mucho estos números. Ni ante la prensa ni con los inversores, que le han pedido saber, al menos, la cantidad de pedidos que han realizado. Pero los alemanes se han negado a darlos.

No obstante, la mayor preocupación de los inversores es la rentabilidad. El clamor de los accionistas de Delivery Hero hacia Niklas Östberg, director general y cofundador de la empresa, es que encuentre de una vez por todas el rumbo para hacer rentable el negocio. Algo que, según Östberg, ya están trabajando. «Construir un negocio sostenible y rentable basado en una increíble experiencia del cliente ha sido siempre el destino del viaje de Delivery Hero. Nunca hemos perdido de vista este objetivo y nos complace confirmar que estamos en un claro camino hacia la rentabilidad, cumpliendo nuestras promesas a los accionistas y a todo nuestro ecosistema de entrega».

 

DELIVERY HERO ASEGURA QUE GLOVO ES RENTABLE

Una de las patas que se mira con lupa es cómo evoluciona Glovo tras la compra de Delivery Hero. El unicornio catalán aún no había despegado y sus pérdidas eran millonarias. Ahora, según el director general de la matriz, la situación se ha revertido como por arte de magia. «Un comentario alentador que tengo que dar sobre el EBITDA del grupo es que España se ha vuelto rentable, aunque esperamos cerrar la compra en el tercer trimestre de 2022».

Sin embargo, estas palabras del cofundador de Delivery Hero no casan con el desglose de datos de Glovo. La empresa de delivery española obtuvo unas pérdidas de 474 millones de euros, quintuplicando el resultado de 2020, cuando registró 83,4 millones en negativo y pensaban que estaban saliendo a flote. La compañía catalana sigue inmersa en números rojos, y este color no parece que vaya a desaparecer pronto. Con estas pérdidas millonarias resulta cuando menos curioso que esta compra pueda ser rentable para el gigante alemán.

Lo cierto es que la rentabilidad no se vislumbra en un escenario próximo para Delivery Hero. La propia empresa con sede en Berlín es consciente de los problemas con los que está lidiando. En el acuerdo de compra ya se establecía que deberían ejecutar varios préstamos a Glovo para reflotarla. En concreto, inyectará un total de 250 millones de euros en 2022 y hasta 200 millones más en 2023. Es por eso que el propósito de hacer rentable al unicornio en 2022 no se va a cumplir y, muy probablemente, tampoco será el próximo año cuando la empresa de reparto consiga salir a flote.

 

GLOVO TRAMPEA PARA SORTEAR LA LEY RIDER

Uno de los principales problemas que tiene Glovo en España es que sigue sin cumplir con la denominada Ley Rider. Es la única de las tres principales empresas de delivery que sigue sin acatar ninguna de las pautas de la norma que hizo pública la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en agosto del pasado año. De hecho, este caso omiso a la ley le ha valido a Glovo muchas críticas por parte de Uber Eats y Just Eat.

El primero en ir contra la empresa de la mochila amarilla fue Just Eat. El director ejecutivo de la compañía, Jitse Groen, afirmó que Glovo no había contratado a su plantilla. «La ley dice que tienes que emplear al 100% del personal. Habría que preguntar a nuestro competidor cómo quieren lidiar con eso, porque no es legal». Algo que subrayó Uber Eats en una carta pública que envío a la ministra de Unidas Podemos.

Lejos de revertir la situación, Glovo sigue sin acatar la norma. Los trabajadores continúan operando como falsos autónomos. Para intentar sortear la ley, estos repartidores tenían que hacer dos facturas: una al restaurante y otra al cliente final. A pesar de esta trampa, Inspección de Trabajo tiene varias causas abiertas contra la empresa, lo que podría suponerle un coste millonario.

Lejos de darse por vencido, ahora Glovo ha decidido darle un giro de tuerca a su modelo de reparto. La compañía catalana está pidiendo a los restaurantes con los que trabaja que modifiquen su sistema de facturación. La intención de la empresa fundada por Óscar Pierre es que por cada pedido hagan una factura que deben asignar al repartidor. Esto puede traer problemas legales a los restaurantes.

Pero, ¿dónde aparece Glovo en la nueva ecuación de reparto de comida? El unicornio sería un mero intermediario, demostrando que ellos no tienen ningún papel controlador sobre los repartidores. Este es el puesto que siempre han defendido delante de Inspección de Trabajo sin ningún éxito y por lo que han tenido que pagar multas millonarias en concepto de falsos autónomos.

 

PIERRE AFIRMA QUE FALTA REGULAR EL SECTOR

Aunque Glovo ya no pertenezca a Óscar Pierre, el fundador sigue siendo una de las caras visible de la empresa en España. Es por eso que sigue acudiendo a conferencias como representante del unicornio. La última a la que ha asistido fue a la sesión ‘Innovación digital y empresa’ de la XXXVII Reunió Cercle d’Economia en Barcelona, donde sus palabras no dejaron indiferente a nadie.

En su discurso, el cofundador de Glovo insistió en que el sector “todavía no está bien regulado”, algo que ha traído a la empresa «mucho ruido». Además, argumentó que las empresas en España, y en Barcelona en particular, compiten contra otras que les llevan cinco años de ventaja a nivel de diálogo con las administraciones de sus países. Unas declaraciones que son cuanto menos cuestionables ya que la poca regulación que tiene este sector parece no ir con Glovo.

Apóyanos y comparte este artículo:
Lidia Vega

Lidia Vega

​Madrid, 1995. Graduada en Periodismo. Fiel amante de contar historias, ya sea hablando o escribiendo, me dedico a indagar sobre las curiosidades de las empresas del mundo de la distribución.
  

0 comentarios

Enviar un comentario

Ranking: Las mayores empresas de la historia

Ranking: Las mayores empresas de la historia

¿Cuál fue la primera empresa de la historia? ¿Desde cuándo podemos considerar a un negocio como una compañía según la percepción corporativa actual? El mundo de la economía y la empresa nos acompañan desde siempre. En casi todas las civilizaciones conocidas ha habido...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this