Skip to main content

Actor, modelo… y viceversa

Miguel Angel Gomez| 4 de enero de 2024

Pocas cosas halagan más que recibir el elogio sincero de alguien verdaderamente importante. Sucedió en la primavera de 2018, durante la presentación que El Corte Inglés hacía de Antonio Banderas como imagen de su inminente campaña de moda masculina en un icónico hotel de la capital. Fui uno de los primeros en departir con él a su llegada y me sorprendió que se declarase lector habitual de esta revista: afirmaba “leerla en el avión porque encontraba en ella cosas muy interesantes”. Qué sensación, oiga.

Coincide que Antonio Banderas había sido el primer fenómeno de la industria del cine que protagonizase una portada de esta publicación. Después llegaron otros como Jose Coronado o Santiago Segura. Poca broma. Siempre me han gustado los personajes que, como aquel de cierta novela de Pérez-Reverte, ‘llevan la biografía escrita en la mirada’; aunque hoy prácticamente nadie mire a los ojos y, menos aún, sea capaz de leer en ellos.

Pues esta industria —la del cine— ha terminado ocupando un merecido espacio considerable en cada número de esta cabecera aunque, al principio, tenía ciertas reticencias (o prejuicios) para acercarme a un sector que polariza demasiado, probablemente porque en ciertos momentos se pasa de frenada con su activismo: yerra cada vez que aprovecha la gala de los Premios Goya para ajustar cuentas. Y así se ha propiciado un ambiente nocivo en nuestro cine en el que si lo elogias, se ofenden quienes lo aborrecen; y si lo criticas, se ofenden quienes lo defienden.

A finales de septiembre, con motivo del Festival de Cine de San Sebastián, fui invitado a presenciar la presentación del cortometraje ganador del certamen Audi Future Stories (no se pierda el reportaje que incluimos en este número). En el tiempo que pude estar allí, pude conocer de cerca a los guionistas, directores y actores —entiéndase estos plurales como inclusivos de cualquier género, lo que siempre fueron— que había convocado la marca de los cuatro aros en su incesante apoyo al talento joven español. Allí volví a corroborar que en el sector cinematográfico existe un mínimo común denominador: su sensibilidad es muy superior a la media y el día que abandonen el proselitismo político obtendrán el generalizado reconocimiento que merecen.

Justo seis años después de aquella portada con Banderas (noviembre de 2017) ponemos el foco en alguien que está ‘viajando’ en sentido opuesto: Andrés Velencoso, el modelo español que se convirtió en un icono mundial por sus campañas para Chanel y Louis Vuitton, entre otras grandes marcas, está desarrollando su carrera como actor en series y películas de cada vez mayor éxito y, próximamente, lo veremos estrenando en una de las grandes plataformas mundiales. Una proactividad que contrasta con la nueva pandemia: la de los que aspiran a no hacer nada y a vivir del esfuerzo de los demás.

El caso es que Velencoso protagoniza el número de noviembre cuando, para Influencers, es el mes cumbre de la moda… aunque nunca se hable de él (como explicamos en las próximas páginas); pues sirve de prólogo y de epílogo para las distintas colecciones.

El epílogo de aquel encuentro con Banderas lo inmortaliza este llevándose un ejemplar de Influencers en el que fue portada bajo el brazo mientras abandonaba aquel hotel. Quizá aquello fue lo más cerca que estuvimos de que se convirtiera en nuestra imagen de campaña.

Foto destacada (c) @frimufilms en Freepick

OTROS ARTÍCULOS DE ESTE AUTOR
NOTICIAS RELACIONADAS
8 de enero de 2024
11 de septiembre de 2023
19 de julio de 2023
10 de junio de 2023

Suscríbete ahora

LO MÁS DESTACADO