¿Qué le espera al cliente de banca privada?

por | 2 Nov 2020

Giorgio Semenzato

Giorgio Semenzato

Como gestor automatizado que somos, uno de los temas que más nos preocupan desde que iniciamos nuestra andadura hace cinco años es el de ofrecer un servicio de inversión impecable a todos nuestros clientes.

A priori, para alguien que sepa poco o nada de cómo funciona nuestro modelo de inversión, puede parecer que la gestión tecnológica de carteras es incompatible con una atención personalizada. Nada más lejos de la realidad. Como fintech, hemos venido a cubrir una necesidad cada vez más patente en el mercado español, y que los bancos de toda la vida estaban descuidando: poder invertir de forma eficaz a largo plazo con comisiones muy bajas y, al mismo tiempo, recibir una atención como inversor que sea lo más exhaustiva y personalizada posible.

Ya hace varios años que se viene hablando de que existe cierto tipo de inversor más joven -normalmente englobado bajo la etiqueta millennial que está dejando de ir a las oficinas bancarias porque prefiere gestionar todas sus finanzas por internet. El confinamiento generalizado de 2020 nos ha demostrado que no solo los millennials, sino que millones y millones de españoles, con independencia de su franja de edad, han optado definitivamente por no pisar la oficina del su banco y realizar cualquier gestión de forma digital. Como era de esperar, este fenómeno masivo de digitalización de las personas se ha trasladado también al mundo de la inversión.

Recomendado:  ¿Cuáles son los desafíos de 2030 para las nuevas generaciones?

 

El cambio de la banca tradicional

El reciente anuncio de sendos macroexpedientes de regulación de empleo y cierre de oficinas por parte de dos de las principales entidades bancarias de nuestro país no hace más que confirmar esta tendencia: menos puntos físicos a los que acudir, menos empleados que tienen que hacerse cargo de un número creciente de clientes, con la consecuente desmotivación al comprobar que la banca está siendo ampliamente disruptiva al ofrecer cada vez menos servicios, de menor calidad y con comisiones crecientes para tratar de arañar ganancias en un contexto de tipos de interés bajo cero.

Los clientes han pasado de tener una fe ciega a mirar con lupa todo lo que se les ofrece

La banca tradicional es uno de los sectores que está siendo más dañado por la disrupción tecnológica a nivel global. Uno de sus segmentos, la banca privada, no es ajeno a esta tendencia: hemos pasado de tener clientes que depositaban una fe ciega en todas las sugerencias que reciben por parte de su banquero -algo que ha llevado a muchos a llevarse una sorpresa cuando estalló la crisis financiera de 2008 y, sin más lejos, el crash ocasionado por el fenómeno covid-19 en el año 2020, al descubrir que su patrimonio no estaba en tan buenas manos- a clientes que como consecuencia han escarmentado de la experiencia y que ya miran con lupa y comparan todo lo que se les ofrece, antes de decir si contratan o no un servicio en particular.

Los patrimonios entre los 100.000 y los 500.000 euros se han visto especialmente afectados

De hecho, después de analizar en detalle el mercado, hemos encontrado que existe un perfil en particular de cliente que está siendo especialmente afectado. Hablamos concretamente de aquellas personas que tienen un patrimonio entre los 100.000 y los 500.000 euros: lo justo para no contar con la cobertura del Fondo de Previsión de Depósitos -que, por otro lado, ya hace años que no remuneran al cliente-, pero tampoco para ser aptos para muchos servicios de banca privada, orientado a la búsqueda de muy altos patrimonios.

Recomendado:  Bancos y depósitos: por qué el efectivo ya no se remunera

 

Clientes premium

¿Por qué no ofrecer a este perfil un servicio de gestión automatizada que ofrezca una experiencia análoga a la de una banca privada, pero que además lo haga a unos costes muy competitivos y con más rentabilidad? Pensando en ellos, lanzamos Finizens Premium, para clientes con patrimonios a partir de 100.000 euros.

En una tribuna anterior para Influencers, afirmábamos que no es necesario estar en Silicon Valley para innovar. Ahora, nos atrevemos a decir que tampoco es necesario volver a inventar la rueda para revolucionar al mercado; a veces, basta con escuchar de forma sincera al cliente, para entender qué necesita y así poder ofrecer una solución competitiva y adaptada a sus necesidades.

 

Apóyanos y comparte este artículo:
Giorgio Semenzato

Giorgio Semenzato

CEO y cofundador de Finizens. Ingeniero de formación y humanista de vocación. Un firme defensor de la tecnología como motor para generar un impacto positivo en la sociedad. Inversor indexado.

0 comentarios

Enviar un comentario

¿Qué hago con mi plan de pensiones?

¿Qué hago con mi plan de pensiones?

En las últimas semanas hemos podido conocer algunas novedades de la reforma de las pensiones que está cocinando el Ministerio de Seguridad Social a fuego lento. Resumiendo mucho, los esfuerzos de esta reforma que está liderando José Luis Escrivá se encaminan a...

Llegó la hora del 5G

Llegó la hora del 5G

  La revolución de la conectividad está a punto de entrar en la siguiente fase y no deberíamos infravalorar la capacidad del 5G para transformar nuestras vidas. Esta tecnología supone un auténtico punto de inflexión para las comunicaciones y su despliegue a gran...

Tienes que tener un plan: el viaje de los inversores

Tienes que tener un plan: el viaje de los inversores

Llevamos viendo desde hacer meses cómo sube la bolsa, cómo suben prácticamente todos los activos de riesgo en los que invertir: bitcoins, acciones, bonos... cualquier tipo de inversión. Y mucha gente me pregunta, como experto en materia de inversión que lleva más de...

2021: El año de la economía

2021: El año de la economía

Acabamos de dejar atrás un año complejo, atípico y que no olvidaremos. Pese a todo, esperamos no tener que volver a vivirlo, al menos y cumpliendo los ciclos históricos, hasta dentro de otros 100 años como ya ocurrió en generaciones pasadas con la mal denominada Gripe...

La Inteligencia Artificial en el proceso de inversión

La Inteligencia Artificial en el proceso de inversión

La Inteligencia Artificial basa su potencial en el procesamiento y cribado automático de información para encontrar nuevas oportunidades de inversión. La Inteligencia Artificial (IA) puede parecer un término más propio de la ciencia ficción y de una realidad que...

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this