Skip to main content

«Los Juegos deben continuar»

Miguel Angel Gomez| 14 de julio de 2021

Con esta polémica declaración, el entonces presidente del Comité Olímpico Internacional -Avery Brundage-, instaba a que los Juegos Olímpicos de 1972 se reanudasen tras la masacre de Múnich. Probablemente el episodio más negro que se recuerda en la historia de los Juegos. En aquella ocasión, once miembros del equipo olímpico israelí fueron asesinados por el grupo terrorista palestino Septiembre Negro, confirmando que ya no quedaba ni rastro de la históricamente conocida como paz olímpica, ese periodo en el cual las guerras se suspendían temporalmente con objeto de que los deportistas pudieran desplazarse a Olimpia para participar en los Juegos Olímpicos Antiguos y luego volver a sus ciudades en paz.

Para sorpresa de muchos, no se suspendieron. Algo que sí se hizo en 1916, 1940 y 1944, debido al estallido de la Primera y Segunda Guerra Mundial; las tres únicas ocasiones que no se han celebrado desde que, allá por 1896, y gracias a las gestiones del noble francés Pierre Frèdy, barón de Coubertin, comenzasen en Atenas los conocidos como Juegos Olímpicos de la era moderna. En el caso de los que ahora se van a celebrar en Tokio, hubo que postergarlos de 2020 a 2021, lo que reafirma la gravedad y el carácter histórico de la pandemia que acabamos de padecer.

Llegando unas nuevas Olimpiadas, no somos pocos los que guardamos un bonito recuerdo de las que se celebraron en Barcelona (1992). Esa tensión contenida cuando Antonio Rebollo se preparaba para encender el pebetero mediante un lanzamiento con su arco desde el centro del escenario, y ese alivio que sentimos cuando acertó, quedando así inaugurados dichos Juegos. O esa sensación de que detrás de nuestro flamante abanderado -entonces príncipe, hoy rey- no solo iba nuestra delegación de 430 deportistas olímpicos, sino también los sueños e ilusiones de casi 40 millones de españoles. Acaso la última vez que los españoles nos sentimos unidos bajo nuestra bandera, y que intentamos revivir con el éxito de nuestra selección de fútbol en Sudáfrica (2010).

En los últimos años hemos sufrido la decepción de que Madrid haya intentado en varias ocasiones convertirse en sede de unos Juegos Olímpicos sin lograrlo. Ya ha presentado su candidatura hasta en cuatro ocasiones, y es la única gran capital europea que no ha albergado ninguna de las 15 ediciones que se han celebrado en Europa. Por esta y por muchas más cosas le hemos preguntado al presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, quien afirma que “Madrid es la ciudad mejor preparada del mundo para organizar unos Juegos Olímpicos”. Paradójicamente, el COI siempre ha encontrado una candidata mejor.

Nuestra protagonista de portada, Mireia Belmonte, encabezará la delegación de deportistas españoles junto a Saúl Craviotto en la Ceremonia de Inauguración del 23 de julio. Para esta catalana será “un honor portar la bandera de España en unos Juegos Olímpicos”. Sabemos que nuestro medallero se va a resentir por las ausencias de grandes iconos españoles como Rafa Nadal y Carolina Marín, y por las grandes esperanzas que habíamos depositado en campeones que tampoco podrán participar, como Bruno Hortelano.

Pero esa mezcla de sueños, esfuerzos y logros que ofrece el deporte nos ayudará a disfrutar aún más de uno de los veranos más especiales de los últimos tiempos. Y es que la vida, al igual que los Juegos, debe continuar.

OTROS ARTÍCULOS DE ESTE AUTOR
NOTICIAS RELACIONADAS
6 de julio de 2024
18 de mayo de 2024
9 de marzo de 2024
8 de enero de 2024

Suscríbete ahora

LO MÁS DESTACADO